Cómo puedo conservar el jamón durante el verano es algo que muchas personas se preguntan cuando se acerca el calor. De hecho, hay quien piensa, de manera errónea, que en verano es mejor no consumir un jamón porque se va a poner malo. La buena noticia es que puedes disfrutar de jamón durante todo el año.

Como sabéis, el proceso de curación de un jamón de cebo ibérico viene determinado en gran medida por la temperatura. Una temperatura que nada tiene que ver con el calor del verano. Por eso, en esta época que se acerca, es importante tener cuidado y seguir unas normas. Esto nos permitirá conservarlo adecuadamente.

No caigas en el error de que tienes que conservar el jamón loncheado en la nevera durante el verano. Si lo prefieres en lonchas, no hay problema, pero que no sea una obligación por las circunstancias. Puedes conservar tu pata de jamón sin necesidad de la nevera a pesar de las altas temperaturas.

Cuando termines este artículo verás lo sencillo que es, y te vas a arrepentir de no haberlo hecho durante todos estos años. Tanto es así, que te invitamos desde ya a que visites nuestra tienda online y no dudes en disfrutar de un buen jamón este verano. Además, con nosotros lo recibirás en casa sin tener que pagar gastos de envío.

Aprende a conservar tu jamón en verano comprando una pieza entera

Cómo conservar una pata de jamón ibérico en verano

Es probable que para conservar tu jamón en verano hayas oído que lo mejor es no disponer de la pieza completa. Desde luego, puede ser una solución. Pero no necesariamente la única. Si eres de esas personas a las que le gusta tener su pata de jamón en la cocina para ir cortándola, no te prives en verano de hacerlo.

En primer lugar, no es necesario que pierdas la cabeza buscando el lugar idóneo. Normalmente el jamón está en la cocina. Y así puedes seguir haciéndolo. Lo único que debes tener presente es no colocarlo en el área de una gran fuente de luz o calor. Es decir, que no le dé el sol y lo más lejos posible de los fogones.

Nada de buscar un microclima dentro de la casa. No es necesario. Simplemente, evita ese extra de luz y calor. Por otro lado, puedes cortar algunas lonchas a diario para mantener el corte con vida y que la grasa no se seque. Ten en cuenta que sí que es cierto que el jamón durará menos tiempo en verano.

Lo recomendable, es que lo consumas en el momento de haberlo cortado. Meterlo en la nevera no es bueno para el sabor ni las propiedades del producto. Déjalo al aire libre hasta el momento de disfrutarlo. Y recuerda que cuanto menos tiempo pase entre el corte y el consumo, mucho mejor.

Y un pequeño consejo extra. Tal vez hayas visto que hay quien calienta el plato para que el jamón suelte algo de grasa y para contrarrestar que haya estado metido en la nevera. No lo hagas. Si lo has tenido en la nevera, deja que pierda el frío de manera natural.

Cómo conservar el jamón en verano si no quiero la pieza completa

Al hablar de conservar el jamón en verano sin disponer de la pieza entera, no nos referimos a que una pieza sea demasiado y hayas comprado menos. Nunca es poco jamón, ¿no crees?. Pero es posible que en casa seáis pocas personas, o incluso sólo una. Eso significa que comeros una pata entera en 10 días no es algo muy probable.

O tal vez tengáis pensado hacer un viaje, con lo cual vais a perder la pata. ¿Qué puedes hacer entonces? En este caso sí vamos a tener que acudir a la nevera. Lo mejor va a ser conservarlo en frío y sacar cada día lo que vayas a consumir. Ya sabes, dejando que la temperatura ambiente haga su trabajo.

¿Qué hago? ¿Guardo la pata entera en el frigorífico? ¡Claro que no! Pero tal vez despiezarlo te parezca una tarea complicada. Para empezar necesitarías las herramientas adecuadas. Y desde luego es un trabajo que necesitará tiempo, paciencia y conocimientos sobre el jamón para sacar todo su provecho.

Por suerte para ti, en Gómez del Pozo vas a encontrar el mejor servicio de jamón cortado a cuchillo online. Nosotros cortaremos cualquier jamón que elijas y te lo entregaremos en sobres cerrados al vacío. También te entregamos, igualmente sellados, los huesos, taquitos de jamón, etc.

De esta manera garantizas la conservación durante mucho más tiempo, sea verano o cualquier otra estación. Cuando lo saques de la nevera, debes esperar a que las lonchas puedan separarse fácilmente sin romperse. Normalmente, con media hora será suficiente. ¡Y a disfrutar!

Consejos extra para mantener tu pata a salvo de altas temperaturas

Trucos para conservar un jamón en verano

Como has visto, conservar tu jamón en verano no es una tarea demasiado complicada. Con poco trabajo y sólo algunas indicaciones podrás seguir disfrutando del mejor sabor del mundo aunque haga calor. De hecho, en verano también apetece…y en invierno, primavera, otoño y una quinta estación si la hubiera.

Con el calor, es importante, más que nunca, dejar que el jamón se oxigene y pueda ventilar. Por ello, no debes taparlo demasiado. Además, si lo haces, secará antes, y es lo que queremos evitar precisamente. Si pudieras colgarlo, sería ideal. Pero no es imprescindible para su mantenimiento, sólo un extra.

No obstante, esto no significa que dejes el jamón al aire. Debes taparlo con las primeras capaz de grasa que has retirado. Construye una especie de cubierta o cáscara con ellas para cubrir el corte. Luego, puedes emplear un film transparente para protegerlo. Así, la grasa se puede deshidratar sobre el jamón.

Como consejo final, cuida las lonchas que cortes. Es decir, también debes protegerlas de las altas temperaturas del verano. ¿Cómo hacerlo? No puede ser más sencillo. Simplemente, corta lo que vayas a comer, y consúmelo en el momento. Además de su sabor, queremos conservar las excelentes propiedades del jamón.

Conservar un jamón en verano es fundamental para disfrutar su sabor