Quiénes somos

Gómez del Pozo

Un poco de nuestra historia...

Los orígenes de Gómez del Pozo se remontan al año 1947. José María del Pozo contaba tan solo con 10 años de edad cuando, acompañado de su caballo, ya se dedicaba a vender jamón y chacinas a los vecinos de la comarca de Antequera. En 1970 ya contaba con su propio almacén de jamón y se embarcó en el proyecto de su vida: una fábrica en Alameda desde la que ofrecer jamones de alta calidad bajo su propio nombre.

Tras casi medio siglo de experiencia y progreso, la segunda generación ha tomado las riendas con la misma pasión y dedicación que la primera. Juan Pablo del Pozo, que aprendió el oficio de su padre, ha conseguido el equilibrio perfecto entre la tradición del buen hacer jamonero y la visión vanguardista y moderna que brindan las nuevas tecnologías a la Industria.

En la actualidad contamos con secaderos y bodegas en los más de 5000 metros cuadrados de nuestras instalaciones. En ellos llevamos a cabo un lento y largo proceso de curación de nuestros productos adaptado de forma natural a los ciclos que se corresponden con las cuatro estaciones del año. Con la temperatura y humedad óptimas, conseguimos jamones de alta calidad que destacan por un sabor y una textura inigualables.

Nuestro compromiso con la calidad nos obliga a ofrecer desde siempre productos de alta categoría elaborados de manera artesanal. Apostamos la por diversificación por lo que, además de jamón y paleta de cerdo, ofrecemos otros alimentos de alta gama que también forman parte de nuestra tradición: embutidos, quesos y aceite de oliva virgen extra de primera calidad.