Muy probablemente vas a preparar una tabla de ibéricos para tus invitados en estas navidades. Esta tabla es un clásico de nuestra gastronomía, y son pocos los hogares en los que no se prepara alguna vez. Especialmente en estas fechas tan especiales que se avecinan, y es que su sabor es exquisito e incomparable.

Seguro que has hecho más de una tabla con estos productos para preparar un picoteo en casa. Pensarás que no tiene mucha complicación y que no puede ser más sencillo. Está claro que lo vas a disfrutar lo prepares como lo prepares. Pero por experiencia te diremos que si sigues nuestras recomendaciones, vas a sorprender. Al fin y al cabo, los detalles marcan la diferencia.

Es cierto que puedes preparar tu tabla de ibéricos con los productos que tengas a mano en tu casa. Cualquier embutido, pan de molde y unas aceitunas para acompañar. Pero si te paras a pensar y planificar tu tabla, puedes presentar algo espectacular a tus invitados. No te conformes con lo que tengas en la nevera. Piensa qué quieres comprar.

Debes tratar este “plato” como si fuera una receta elaborada. La buena noticia es que lo vas a preparar en muy poco tiempo y de manera muy fácil. Pero estos productos se merecen también una especial atención aunque no requieran ser cocinados. Este es el primer paso, cambiar tu mentalidad con respecto a estos alimentos.

¿Has oído la expresión “cuidar el producto”? Pues no es ni más ni menos que eso. Dale la importancia que merece.

Preparar una tabla de ibéricos: selección de embutidos y panes

Embutidos y pan para preparar una tabla de ibéricos

Lo primero que tienes que hacer al preparar tu tabla de ibéricos es elegir los embutidos. Es importante que haya variedad. Si pones sólo un par de productos, tu elaboración se verá muy pobre. Además, a todos los comensales no les tiene por qué gustar los mismos productos. De esta manera te aseguras de contentar a todos.

Una tabla que se precie tendrá como mínimo 4 variedades diferentes. A partir de ahí, cuantos más mejor. Y por supuesto, no compres cualquier cosa. Una buena tabla debe destacar por la calidad de sus productos. Confía en nosotros, tu paladar sabe de lo que estamos hablando. Merece la pena gastar un poquito más y poner en tu mesa un producto de calidad.

Los cuatro ibéricos por excelencia son el jamón ibérico, el salchichón ibérico, el lomo ibérico y el chorizo ibérico. Siempre los puedes cortar tú mismo, a rodajas finas. Pero si quieres quitarte ese trabajo, puedes comprar los embutidos loncheados. Recuerda que en Gómez del Pozo puedes pedir el corte a cuchillo y envasado de tu jamón.

Ten en cuenta que existen variedades de cada embutido, y debes elegir correctamente. O incluso puede que quieras hacer una pequeña tabla de un mismo producto. Por ejemplo, puedes optar por una tabla con distintos tipos de chorizo. Pueden ser de jabalí, ciervo o vaca, según el animal. O también puedes decantarte por ibérico, tradicional o ibérico de bellota.

Finalmente no puede faltar también una variedad de pan. No pongas lo primero que encuentres por favor. Asegúrate de tener diferentes tipos. Combina la típica barra de pan del día con panes de pueblo y también secos, como las regañás. Y si te atreves, incluye algo menos común como pan de aceitunas.

El mejor acompañamiento para preparar una tabla de ibéricos de calidad

Como imaginarás, no basta con preparar tu tabla de ibéricos. Debes acompañarla de algunos productos más para que el trabajo esté completo. No te asustes, al igual que la tabla, no requiere mucho trabajo. Más bien, dedicar unos minutos a pensar en los productos que mejor acompañen a tus ibéricos.

Puedes disponer algunos cuencos con diferentes aderezos como por ejemplo tomate rallado, miel y diferentes tipos de mermelada. También puedes ofrecer pequeñas cantidades de diferentes tipos de aceite de oliva. Recuerda que te estamos dando algunas recomendaciones y que estas posibilidades van hasta donde llegue tu imaginación.

Otro clásico que no debe faltar son las aceitunas y los encurtidos como pepinillos, cebollitas y alcaparras. Muchas personas también aprecian los frutos secos como nueces, avellanas y cacahuetes. Aunque debes tener cuidado, porque pueden resultar un poco pesados en combinación con otros alimentos.

Hay opciones muy interesantes como las frutas secas como los dátiles o los arándanos. Recuerda que el contraste de sabor entro lo dulce y lo salado suelen funcionar muy bien. Y finalmente te recomendamos las frutas de temporada como las uvas, los higos o el melón. Seguro que has probado antes el jamón con melón. Pues no es la única combinación.

Puede que estés pensando en más posibilidades como por ejemplo algunos patés. También son una buena opción, aunque ten siempre presente que la tabla de ibéricos es la protagonista. Pero como decíamos, deja volar tu imaginación.

2 Productos que no pueden faltar en tu mesa: el queso y la bebida

Qué quesos acompañan una tabla de ibéricos

No concebimos preparar una tabla de ibéricos sin incluir queso y vino en la mesa. Y esperamos que tú pienses lo mismo. En Gómez del Pozo somos amantes del queso y creemos que es un imprescindible en tu mesa. No vamos a irnos del tema central pero deberías plantearte incorporar también una pequeña tabla de quesos.

Como sabrás, hay diferentes texturas, intensidades y tipos de leche. Puedes optar por algo no muy complicado como queso fresco, queso semicurado y queso curado. Pero si quieres ir un poquito más allá, puedes incorporar también algún queso para untar o incluso rayar un poquito de queso y ponerlo en un cuenco.

Y para terminar, vamos a hablar de la bebida. Cada persona prefiere una bebida diferente y no vamos a decirte que tenga que ser una. Hay quien prefiere la cerveza, o el vermú. Son opciones válidas. Igualmente, aunque se suele beber vino tinto con los ibéricos, hay quien prefiere un rosado o un espumoso.

Sin embargo, para ser tradicionales, nosotros te recomendamos un buen vino tinto. Ten en cuenta que los ibéricos no son productos para quitar el hambre sino para disfrutar de su extraordinario sabor. Pues con el vino sucede igual. Además, la combinación de estos sabores tan peculiares no dejan indiferente a nadie. Y recuerda que hay una gran variedad de tipos de vino tinto.

Pero por supuesto, sobre gustos no hay nada escrito. Hay una corriente que afirma que el vino tinto tiene un sabor muy intenso y hace que el jamón ibérico pase más desapercibido. En cualquier caso, la decisión es tuya.

Preparar una tabla de ibéricos es sinónimo de éxito en tu mesa

👑 TOP Ventas

Lomito Ibérico de Bellota (400 gr.)

42€

Lomo de Bellota Ibérico 100% (Aprox. 1 kg.)

49€

Lomo de Cebo Ibérico 50% (Aprox. 700gr.)

32€

Lomo Embuchado Extra (Aprox. 750 gr.)

12€

Salchichón/Chorizo Ibérico 50% Extra (Aprox. 1 kg.)

14€
👑 TOP Ventas

Salchichón/Chorizo Ibérico de bellota Guijuelo (aprox. 1 kg.)

19.90€

CORTE ARETESANAL Y ENVASADO DE JAMÓN

40€
Jamón de bellota ibérico 100% D.O. Guijuelo

Jamón de bellota ibérico 100% D.O.

395€
Jamón de bellota ibérico do
👑 TOP Ventas

Jamón de bellota ibérico 75% D.O.

290€

Jamón de cebo ibérico 50%

149€
Jamón ibérico de bellota 50% Campo
👑 TOP Ventas

Jamón de cebo ibérico 50% "Campo"

179€
👑 TOP Ventas

Jamón Gran Reserva Cruzado

75€
Jamón Premium raza Duroc

Jamón Gran Selección PREMIUM

110€

Jamón Reserva

59€